DeCamaras en Facebook

Química o fotodiodos, la importancia del medio utilizado

Mirando de reojo

camara Minolta

No hace mucho me encontré con un amigo que hacia tiempo no veía, entendido y curtido en fotografía donde los haya, posee una reflex analógica que no piensa cambiar por mucho que le calienten la cabeza con las maravillas y ventajas que ofrecen las digitales. Le pregunté cuándo pensaba dar el paso y salir de la prehistoria a lo que me contestó que, como buen aficionado, pensaba seguir haciendo fotos de verdad, osea sobre haluro de plata.

Esta forma de mirar la fotografía digital por el rabillo del ojo es algo común entre muchos aficionados que ven cómo de una forma demasiado rápida, quizá más rápida de lo nadie esperaba, las cámaras digitales desbancan sin ninguna piedad a sus queridas analógicas de toda la vida y que tantas y tan buenas satisfacciones les dieron. Habría que analizar con detenimiento si este sentimiento es mas una añoranza hacia algo que definitivamente está condenado a desaparecer y un rechazo al causante de su desaparición o en el fondo tienen toda o parte de la razón.

Según argumentan, fotografiar en digital no es hacer verdadera fotografía, porque hacer fotos con una maquina que te asegura un buen resultado al poder borrar y disparar de nuevo hasta que consigas lo que quieres, no tiene ningún merito, además, llevarte las fotos a un ordenador y una vez allí retocarlas y arreglar algo que en un principio era inservible es como hacer trampa y engañar a los demás mostrando algo que verdaderamente no has hecho tu mismo, sino un software instalado en una computadora. No falta tampoco el que piensa que grabar una foto en un soporte magnético como es la tarjeta de memoria es "antinatural" y que donde una foto debe imprimirse es en el negativo o diapositiva de una película.


Hacer como que no ves

objetivo digital

Si analizamos detenidamente estos argumentos la cosa puede dar para muchas discusiones, empecemos pues a analizar el asunto. Hacer la misma foto una y otra vez para asegurarse un buen resultado siempre ha sido una practica usual y nunca ha sido objeto de criticas o yo al menos no he oído nunca voces en contra. Sin embargo ver el resultado al momento y borrarla si no es de nuestro agrado y volverla a hacer se considera un sacrilegio. Veamos, ¿cambiaria algo si simplemente no la borramos y hacemos otra? mas aun, ¿y si no la miramos hasta que lleguemos a casa? tampoco, pues no la miramos hasta que en un laboratorio nos las revelen en papel.

No creo que haciendo nada de esto cambie la forma de pensar del aficionado analógico pero habría que recordar que la practica de ver la foto al instante no es precisamente nada nuevo, es mas, casi nació con la fotografía misma y es parte de la historia de esta, las maquinas fotográficas de hace un siglo te mostraban el resultado casi al instante por no hablar de las que aun hoy día siguen siendo comunes entre profesionales que necesitan tener el resultado al momento y aun no se han decidido pasarse a digital. ¿qué hacían y siguen haciendo estos fotógrafos si el resultado no les gusta? ¿se aguantan y se quedan con lo que han sacado? ¿hacen como que no lo han visto y se las llevan a casa y una vez allí vuelven al mismo sitio y hacen otra? En realidad no se lo piensan, cargan otra placa y hacen otra foto hasta conseguir lo que buscan. Por otra parte, muchos fotógrafos profesionales trabajan en estudio con respaldos Polaroid con los que ven al instante el resultado de la iluminación, pose, etc. que han elegido.

tarjeta

La otra parte del argumento se basa en la manipulación de las fotos en un ordenador, mucho se ha hablado de la conveniencia o no de retocar las fotos una vez sacadas de la cámara y no se va a repetir aquí tal debate, pero la verdad es que muchos de los que se rasgan las vestiduras al ver lo que algunos profanos hacemos con Photoshop poseen su propio laboratorio y modifican a su antojo la exposición de las tomas que no son de su agrado por no hablar de los que siempre han sido aficionados a los montajes fotográficos. Si hacerlo por el procedimiento tradicional se considera arte y hacerlo en un ordenador algo sin ningún merito es un racionamiento muy discutible cuando el resultado final que es lo que cuenta es el mismo.

Por último tenemos a los que piensan que una imagen solo debe captarse en una película de plástico impregnada de unos componentes químicos. La tarjeta de memoria, un trozo de plástico con un chip electrónico en su interior no sirve. Nunca se había discutido sobre el soporte de la imagen, daba igual si la foto se hacia sobre una placa metálica, de papel o de plástico y nunca se había debatido sobre los componentes químicos que estas llevaban, sin embargo el soporte magnético es algo diabólico, cosas del demonio.


Iconos multicolor

conexiones

No quisiera ganarme la enemistad de quienes así piensan y pido que no me tengan en cuenta el tono sarcástico con que he expuesto tales conceptos. La forma de pensar de cada cual en estos temas debe ser respetada pues el pensamiento es libre. Por lo tanto y con la misma libertad paso a exponer mi punto de vista sobre tales razonamientos.

Muchos de nosotros hemos asistido al apogeo de algunos sistemas y posterior debacle de ellos, es el caso del disco de vinilo en favor del compac disc, y qué decir del sistema operativo MSDOS en favor de Windows. De la maquina de escribir con la popularización del ordenador personal o del tebeo últimamente mal llamado comic con la aparición del videojuego.

La amenaza o desaparición de algo puede ser un alivio o convertirse en una añoranza, alivio si lo usábamos por obligación y añoranza si nos daba satisfacciones, en el segundo caso la reacción puede ser irracional no dejándonos ver si lo que viene a sustituirlo puede o no ser mas beneficioso y superar lo anterior. En muchos casos, por qué no reconocerlo, la sustitución se ha llevado a cabo sin ningún miramiento ni tener en cuenta que bien pudieran convivir los dos sistemas, caso del tebeo y el videojuego, en otros casos el candidato a desaparecer ha sabido reaccionar y colocarse en su sitio demostrando su valía, caso del periódico frente a la radio y de ésta frente a la televisión. En el caso del vinilo y a pesar de que verdaderamente sonaba mejor, no se ha podido hacer nada en favor suyo, simplemente porque el soporte no era el adecuado en un mundo donde ahorrar espacio es una obsesión y eliminar un chasquido es mas importante que oír unos cálidos matices.

El rechazo frente a lo nuevo es en muchos casos completamente natural y comprensible, pensemos en los primeros informáticos de la era MSDOS cuando el PC empezó a popularizarse, todo era a base de comandos escritos en texto blanco sobre fondo negro, había que memorizar tales comandos, aprendérselos y solo así se llegaba a ser un experto en informática, el programador tenia verdaderos meritos cuando conseguía un programa por simple que este fuera a la hora de utilizarlo.

Llega Windows con sus iconos multicolores y desplaza a éste completamente, todo el trabajo y el sudor para aprender lo que sabemos para que ahora llegue un ignorante en ordenadores y maneje sin mas unos programas que a nosotros nos ha costado aprender muchas noches sin dormir. Es para sentirse cuando menos, desilusionado. Razón para rechazar el nuevo sistema atacándolo en sus puntos débiles que los tenia y los tiene. Pero con sus virtudes y sus defectos el recién llegado se impone porque está hecho para cumplir con las demandas actuales y futuras que unos expertos en marketing se encargan de ir haciéndonos reclamar.

chip captador

El fotógrafo se siente igual ante la llegada de una nueva tecnología, mucho tuvo que aprender el que manejaba una cámara completamente manual y mecánica, sin ningún tipo de ayuda, todo lo aprendió a base tiempo, paciencia, experimentos y errores hasta llegar a adquirir experiencia. Luego llegarían las primeras automáticas, electrónica al poder con programas y fotómetros que ayudaban para que el menos experimentado pudiera hacer sus pinitos sin estropear demasiados carretes. La cuestión de la exposición automática ya trajo peleas, pero lo del autoenfoque... fue demasiado ¡como va a enfocar la maquina por ti! Al final no quedó más remedio que ir asimilando todo esto hasta el punto de que hay quien no se compraría una cámara si no dispone de todos estos adelantos. En cualquier caso la base seguía siendo la misma y siempre podías escoger entre utilizar o no estas ayudas.

Pero el cambio más drástico no había llegado aun, las primeras digitales no tenían suficiente poder para hacer sombra a las potentes maquinas analógicas con toda clase de adelantos electrónicos incorporados. Unos insignificantes pixeles solo podían servir como juguete para los aficionados a la informática. Pero esos pixeles llegaron a multiplicarse de forma espectacular y no solo empezaron a hacer sombra sino que pasaron a eclipsar de manera alarmante a la película hasta el punto de que hoy la tienen en completo jaque. Aquí sí, el rechazo es mas acusado, a pesar de que la mayoría de automatismos ya estaban presentes, pero poder disparar, ver, borrar, volver a disparar y llevarte el resultado al ordenador, manipular las fotos ¡¡hasta sin tener experiencia!! es ya demasiado como para permanecer inerte. Muchos han tenido que estudiar para aprender a manipular las fotos en un laboratorio y revelarlas en papel, como para que ahora llegue cualquiera y arregle una mala exposición en dos minutos y la saque impresa en otros dos delante de sus narices. ¡¡Hasta aquí podíamos llegar!!


Protagonista de la aventura

botones y monitor

Como vemos, el rechazo con o sin argumentos válidos está justificado. Ahora nos toca a los defensores digitales exponer argumentos que sirvan para paliar ese rechazo. Con la llegada y popularización masiva de las digitales, cualquiera puede hacer fotos con mejores resultados que antes. Eso tampoco sienta bien (hay que confesarlo) al fotógrafo serio. Pero como defensa hay que decir que ese tipo de aficionado a la fotografía espontánea siempre ha existido, si ahora se ha masificado ha sido por el boom que se esta viviendo, el fotógrafo serio puede seguir siendo el mismo en analógico o en digital, el sistema no tiene porque cambiar ese espíritu. El defensor de lo tradicional no tiene porque estar reñido con el de lo moderno. Mas bien hay que verlo desde otro punto de vista.

El niño que leía un tebeo y siempre ha soñado con ser el protagonista de la aventura ve en un videojuego la oportunidad de serlo aunque sea de forma virtual y controlar la acción por él mismo. ¿Esto es bueno o es malo? según se mire, leer un libro o en su defecto una aventura ilustrada se considera una sana costumbre, si vivir esa aventura de forma diferente es o no igual de sano va a depender de unos factores que no vamos a entrar a discutir ahora.

El fotógrafo que siempre quiso tener su propio laboratorio para controlar sus propias tomas hasta verlas impresas en un papel ve ahora la oportunidad que nunca tuvo por falta de espacio o dinero, pues en un ordenador y con un simple programa colmará sus largamente añorados deseos. ¿Esto es bueno o es malo? Para el fotógrafo tradicional es cuando menos motivo para no permanecer escéptico, por lo que ya antes se ha comentado, para el nuevo fotógrafo o para el que nunca vio colmados sus deseos es lo mejor que le ha podido pasar.

En cualquier caso un sistema nunca desaparece por si mismo, la casi desaparición del tebeo solo se debe al interés del amante de las aventuras por controlarlas él mismo y su no conformidad en permanecer pasivo. La extinción de la fotografía analógica no llegará de inmediato y solo llegara a producirse en el momento en que el fotógrafo tradicional se canse de permanecer pasivo ante la manipulación que otros hacen con sus fotografías en un laboratorio donde él no tiene acceso, o teniéndolo y haciéndolo él mismo piense que hacerlo artesanalmente ya no tiene sentido habiendo métodos más accesibles y sencillos. De momento un sistema es tan valido como el otro sin que la forma de actuar sobre las imágenes o el medio que utilicemos para producirlas tenga por qué ser cuestionable.


Manu M.

hay 3 comentarios escritos (click para leerlos)

 -> Escribe tu comentario


Comparte esta página:  
     
Estadísticas DC
Cámaras: 2244
vistas: 41.956.709
Objetivos: 1022
vistos: 12.941.854
Contenidos: 507
leidos: 6.783.430

Visitas: 70.618.820
Contenidos
- Artículos Fotográficos
- Tutoriales Photoshop
- FAQ de Fotografía
- Conoce tu Cámara
Cámaras
- Inicio
- Búsqueda
- Comparativas
- Comparar 1a1
- Comentarios
Objetivos
- Inicio
- Búsqueda
- Comparativas
- Comentarios
Glosario
  versión para móvil ► © DeCamaras.com 2004-2019 - Todos los derechos reservados